Seating plan: Espejo con nombres

Una de las cosas que más me gusta de la caligrafía es la cantidad de posibilidades que ofrece. Escribir se puede escribir casi en cualquier superficie y si no que se lo pregunten a los grafiteros. Yo, esta vez, he optado por convertir un espejo con aires vintage en un sorprendente seating plan. Para no darle un aspecto demasiado engolado, he preferido unas letras desenfadadas y una entrada divertida: "Espejito, espejito ¿Dónde está mi sitio?" Las letras de los nombres de los invitados tampoco son excesivamente formales y el resultado es el que ves en las imágenes.

Más >>



En este espejo tienes la posibilidad de incluir unos setenta nombres. Como puede que el número de tus invitados supere esa cifra, puedes sumar un segundo espejo, en este caso horizontal o crear un precioso seating combinando el espejo con los marcos también de estilo vintage.

En este caso la tinta sí se borra, porque la superficie del espejo es poco porosa, pero no tendrás problemas si te casas en verano o si decides utilizarlo en una zona de interior.

Me tienes que mandar los nombres y los apellidos de los invitados, aunque esto último es opcional. Aquí tienes la plantilla.

El tiempo aproximado de entrega es de un mes.