Invitación Little Wild

 

¿No es maravilloso cuando todo confluye? A mi me sigue pareciendo mágico y no deja de sorprenderme. Me volvió a ocurrir con esta invitación, que se fue creando casi de forma orgánica.

Primero descubrí las florecillas, silvestres, libres, pequeñas pero muy fuertes, capaces de crecer en casi cualquier lugar y hacer bello casi cualquier entorno. Luego, como por casualidad me llegó el sobre y me enamoré. Sentí una atracción irresistible hacia ese color del curry, que no es un amarillo limón, ni un naranja fuerte. Se queda ahí, entre los dos, rememorando los espectaculares puestos de especies que me hipnotizaron en las medinas marroquíes. El forro no podía ser otro, porque los colores de las ramitas, anaranjados, eran perfectos.

Y por último, la caligrafía salió casi sola, también muy libre, muy ligera, como las flores silvestres; pidiendo a gritos (no se muy bien por qué) el color bronce.

El resultado es nuestra pequeña salvaje (Little wild), que tiene la fuerza del curry y la delicadeza de lo minúsculo; de lo mínimo, de lo que sin sobresalir, sobresale. Atrevida por fuera y casi una niña por dentro; una combinación de contrastes que dan un resultado perfecto.

Ya sabéis que el precio que marcamos por unidad es para un pedido de 100 invitaciones y que si queréis muchas más o algunas menos, podéis escribirme a gemamar22@gmail.com 

Ajustaremos el presupuesto al número de unidades (si son pocas, precio por unidad sube y si son muchas, el precio por unidad baja :)) También resolveremos cualquier duda que tengáis.

La invitación incluye el sobre forrado y las entregamos montadas.

Pedido mínimo: 75 unidades

Tiempo de entrega: 15 días. 






Artículos relacionados