Invitación Amanda

 

 

Será porque no se me iba de la cabeza la canción de Víctor Jara y ese toque de bella melancolía o porque últimamente parece que las invitaciones deciden bautizarse a sí mismas; el caso es que no he podido llamarla de otro modo.

Amanda es una invitación diferente, lo sé. Me pedía papel kraft y ese toque envejecido y vintage; pero también combinarlo con papeles más sobrios y limpios. Jugar con los contrastes; frenar la excesiva dulzura de las flores con la desnudez del papel reciclado y crear una composición nueva con elementos distintos.

Y esta es la propuesta: una invitación en la que las flores apenas se perfilan con grafito, mientras que la acuarela no respeta los contornos de los pétalos y aporta color, pero no demasiado. La invitación se presenta rodeada por un forro, esta vez sí, en un papel pergamenata blanco, parecido al vegetal, pero con mayor consistencia, y en la que las flores toman todo el protagonismo, también salpicadas por la acuarela. 

El sobre, con un forro en el que vuelven a aparecer los motivos florales, es de un color crema muy muy suave; muy elegante, pensado para restarle aridez al kraft de la invitación.

Creo que el resultado es especial, nada al uso y quizás arriesgado, como lo son las mujeres difíciles de olvidar; como la canción de Víctor Jara.

Entregamos las invitaciones montadas, incluyendo la fajilla que las rodea y el sobre forrado.

Ya sabes que el precio que marca es para un pedido de 100 unidades, así que si tienes muchas más o muchas menos, por favor, escribe a gemamar22@gmail.com y te daremos presupuesto sin compromiso.

Pedido mínimo: 75 unidades

Tiempo de entrega: 15 días. 






Artículos relacionados